ELABORAR UN PROYECTO DE LUDOTECAS

 

Qué es un proyecto

El proyecto es un instrumento de trabajo muy usual, que se considera el más operativo porque representa el enunciado de una intervención concreta, de la que se espera obtener resultados que contribuyan al logro de los efectos específicos que un Programa define. Esta es la razón, por la que expresa el nivel operativo del proceso de planificación.

Un proyecto no puede ser un ejercicio teórico, sino una actividad práctica que aporte utilidades a la intervención. Por ello, los Proyectos como nivel operativo deben ser responsabilidad de las personas y Equipos que tienen encomendada la intervención.

La realización del proyecto, la plasmación ordenada y coherente de los que queremos hacer en la práctica, proporcionará una visión general, un orden y metodología que será de gran relevancia para el desarrollo de un buen trabajo.

Según Pérez Serrano (1997) un proyecto «es un avance anticipado de las acciones a realizar para conseguir unos determinados objetivos. Debe presentar unidad en sí mismo en la medida que persigue determinados objetivos para cuyo logro efectivo requiere una estructura interna que le permita alcanzar el fin propuesto».

El proyecto es una forma de concretar un trabajo previo de reflexión y análisis de la realidad, que debemos hacer previamente. Debemos plasmar las posibilidades que pueden aportar alguna solución o alternativa sobre lo que se pretende actuar. Se deben trasladar a la acción unos objetivos, adecuados al contexto temporal y territorial en el que se quiere intervenir, dándole una estructura adecuada y con sentido propio.


 

 

Elementos de un proyecto

Lo primero que debemos decir es que no existe un único método para el diseño del Proyecto, ni ninguna de las técnicas pueden tener ese carácter, por muy aceptado y extendido que esté su uso.
Diversos autores y docentes pueden mostrar métodos y técnicas distintas, y en la práctica, distintas Instituciones y profesionales utilizarán unas u otras en función de su experiencia, conocimiento, etc.

Aquí, trataremos de explicarlo de la manera más sencilla y práctica posible para que su realización no de lugar a ambigüedades y complejidades difíciles de entender.



1. DENOMINACIÓN DEL PROYECTO:

Se hace indicando, de una manera sistemática y mediante un título, aquello que se quiere hacer. Su objeto es identificar el proyecto e indicar el marco institucional desde el cuál se realizará, de forma breve. Además, hay que hacer referencia al organismo responsable de la ejecución del proyecto.

El objetivo principal de la denominación es el de caracterizar en pocas palabras, lo que quiere hacerse en el proyecto.

2. JUSTIFICACIÓN:

Esta es una de las partes más importantes de un proyecto. En la justificación, se exponen de manera razonada y organizada las ideas que se derivan del análisis de la realidad y del proyecto. Es aquí cuando se construyen los argumentos que justifican y determinan las necesidades de la realización del mismo.

Toda justificación consta de dos partes bien diferenciadas, por un lado la descripción de las condiciones de partida que sean relevantes y significativas para el proyecto, y por otro lado las líneas que articularán los objetivos a desarrollar.

En la primera parte descriptiva es necesario desarrollar:
-    Descripción del contexto.
-    Problemas a loa que queremos hacer frente.
-    Antecedentes que se han hecho para solucionar el problema y su marco legislativo.
-    Los actores y agentes que van a intervenir en el conjunto del proyecto.

En la segunda parte donde se han de articular las líneas y los objetivos a desarrollar:

-    Se establecen las prioridades que nos interesan tratar.
-    Finalidades del proyecto.
-    Novedades que aporta el proyecto en lo que queremos intervenir.

Para todo esto, emplearemos una recogida de datos a través de:
    
-    Encuestas.
-    Observación directa.
-    Entrevistas.
-    Documentación.

3. OBJETIVOS:

Los objetivos se refieren a la adquisición de destrezas, habilidades, hábitos y actitudes. Son referentes que van a guiar todo el proyecto dándole firmeza y eficacia. Si somos capaces de identificar bien los objetivos estaremos dando al proyecto toda la coherencia necesaria para su correcta ejecución.

Señalan la dirección en la que vamos a trabajar, y nos ofrecen una base para la selección de actividades y recursos. Son enunciados que describen la conducta o lo que se espera conseguir en un tiempo determinado.

Por lo tanto, los objetivos son el eje, la columna vertebral del proyecto y deben tener las siguientes características:

-    Claros: con un lenguaje concreto, preciso y comprensible.
-    Realistas: que se puedan alcanzar con lo que disponemos.
-    Directivos: conducir la acción que se va a llevar a cabo.
-    Pertinentes: que tengan relación con la naturaleza del proyecto.
-    Evaluables: cuando finalice las acciones y actividades planificadas se debe conocer si se han cubierto o no, y de qué manera.

La buena formulación del objetivo principal y de los objetivos específicos, es garantía de elaborar un buen proyecto.


-    Objetivos Generales:

- Es lo que se pretende hacer de una manera amplia y global.
- Expresan formas de hacer, sentir y pensar.
- Representan los cambios que esperamos que se produzcan al término del programa.
- Son el marco general en el que encuadra la acción.
- Se plantean a largo plazo.
- Describen procesos.
- Se formulan en términos abstractos.

Por ejemplo: Desarrollar la autonomía en cuanto a toma de decisiones por parte de los niños en la Ludoteca.

-    Objetivos Específicos:

- Se aplican a ámbitos más restringidos.
- Concretan a los objetivos generales y condicen a su consecución.
- Permiten una canalización y ordenación de forma más precisa.
- Se formulan unívocamente, con verbos de acción-actividad.
- Se empiezan con el verbo en infinitivo.
- Concretan la acción a desarrollar.
- Señalan una acción terminal.
- Son evaluables.

Por ejemplo: Incrementar diariamente a lo largo del paso por la Ludoteca el número de propuestas de actividades a realizar.

4. DESTINATARIOS:

En la organización de los agrupamientos de los destinatarios se deben respetar los principios de heterogeneidad y flexibilidad. El primero, se debe realizar respetando las diferencias individuales y la homogeneidad, y la flexibilidad se debe tener en cuenta a la hora de elegir el número de destinatarios, su composición y grado de heterogeneidad, el número de monitores que atienden al grupo, las actividades y la continuidad del monitor/grupo.

5. LOCALIZACIÓN:

Consiste en determinar el emplazamiento o el área en donde se ubicará el proyecto. Esta debe ser explicada de forma clara y precisa. La localización ha de estar bien delimitada y sin que su ámbito de intervención sea tan amplio que no se puedan cumplir bien los objetivos con los recursos de los que disponemos.

6. METODOLOGÍA:

Por método vamos a entender el camino que vamos a seguir para conseguir un fin. Para ello debemos tener en cuenta nuestros objetivos marcados previamente como referentes para la organización del trabajo.

Debemos especificar el instrumental metodológico y técnico que se utilizará para realizar las actividades. Por ejemplo, un criterio básico en el campo de la animación, es el de centrar los métodos y técnicas que faciliten, promuevan o posibiliten la participación de la gente en el desarrollo del proyecto.

El método en un proyecto consta de dos partes:

-    Una primera en la que se determinan las grandes líneas ideológicas, los presupuestos que van a orientar la acción del animador o monitor.
-    En una segunda parte, es la delimitación y ordenación de aquellas tareas y procedimientos concretos que vamos a realizar en el proyecto.

Por tanto, el método supone una reflexión por parte del animador o monitor para elegir y tomar decisiones en cuanto a la orientación general del proyecto pero también en cuento a la elección de los medios y posibilidades que se nos ofrece.

7. TEMPORALIZACIÓN:

La temporalización del proyecto es la disposición que hacemos en el plano del tiempo de nuestras acciones. El tiempo es una de los vectores que más influye en el desarrollo eficaz del proyecto porque es una unidad de medida fundamental.

Permite ver la factibilidad del proyecto, establecer si existe una distribución uniforme del trabajo, si los plazos son realistas, si se considera el tiempo suficiente para la realización de las actividades.

En la temporalización se debe considerar:

-    Los objetivos, que deben estar ordenados con un criterio de prioridad.
-    Los recursos, en la medida que los tengamos a mano o tengamos que localizarlos y el tiempo que hayamos de invertir en ello y si esto afecta a la actividad.
-    Los destinatarios, disponibilidad e interés para su participación en las actividades del proyecto.
-    Los responsables, sus necesidades e intereses.

Para apoyar a esta temporalización existen técnicas gráficas que permiten distribuir el tiempo de una manera más visualizada, como por ejemplo el cronograma.

8. ACTIVIDADES:

Las actividades son el soporte ante el resto del proyecto, y representan la parte en la que está más cerca la propia acción del mismo.

Antes de realizar la programación de las actividades hay que tener claro una serie de cosas:

-    Una programación de actividades ha de ser algo flexible.
-    También debe ser una propuesta a negociar con el grupo sobre el que se va actuar.
-    Ser coherente con los objetivos.
-    Ha de incluir elementos atractivos y novedosos.

9. RECURSOS:

Los recursos son los elementos de los que debemos disponer para utilizarlos en el desarrollo del proyecto. Existen generalmente tres tipos de recursos: humanos, materiales y financieros.

-    Humanos: se trata de las personas con las que nos es necesario contar en el proyecto. Normalmente es importante y necesario organizar alguna actividad previa al inicio del proyecto para capacitar y coordinar las acciones de estas personas. Para que la planificación sea efectiva se deben tener en cuenta las particularidades de las personas y su disponibilidad.

-    Materiales: son aquellos elementos físicos que se van a utilizar en el desarrollo de las tareas. Suelen ser de dos tipos:

a)    Medios: que se refiere al material fungible o desechable e el material que se puede almacenar.
b)    Infraestructuras y equipamientos: espacios y locales, definidos por sus condiciones de uso, capacidad y condiciones adecuadas para realizar las actividades.

-    Financieros: todo proyecto lleva aparejado unos costes necesarios para su ejecución. Estos recursos se concretan en los presupuestos.

10. PRESUPUESTO:

En un presupuesto se debe identificar el valor de todos lo medios, equipos y personal, suponiendo un medio de control para plantear las necesidades.

Hay determinadas características importantes que han de tenerse en cuenta para la elaboración de los presupuestos:

-    El proyecto debe ser de balance cero, donde ingresos y gastos deben estar igualados.
-    Los presupuestos no deben ser definidos hasta que sean aprobados, teniendo en cuenta el dejar un margen importante de maniobra para poder ajustarlo después.
-    Una vez que es aprobado deben justificarse todos los gastos.
-    Es importante negociar con la entidad financiadota los plazos en los que tendremos disponibilidad de los recursos.

Es necesario conocer los distintos tipos de fuentes de ingresos:

-    Subvenciones que deben ser justificadas.
-    Financiación propia que son los recursos que se generan.
-    Contratación para algunos servicios o actividades concretas.

En el análisis y cálculo de los costos se deben especificar claramente cada uno de los gastos como:

-    Costo personal.
-    Dietas.
-    Locales.
-    Material y equipo.
-    Gastos de funcionamiento.
-    Imprevistos (prever una cantidad sobre el presupuesto total de gastos de al menos el 5 %).    - Beneficios o cuotas de los participantes.

11. EVALUACIÓN:

La evaluación es el proceso de reflexión sobre lo que hemos alcanzado. Supone una revisión pormenorizada de nuestra acción y el impacto que ha logrado el proyecto sobre el territorio y los grupos a quienes se ha dirigido y el ajuste entre recursos empleados y resultados obtenidos.

No debemos contemplar la evaluación en sus aspectos de logros alcanzados y no alcanzados, sino como un instrumento en el proceso de mejora de las acciones socioculturales y lúdicas.

La evaluación va a facilitar el proceso de toma de decisiones por parte de los responsables en la línea de continuar con el proyecto, mejorar determinados aspectos, añadir o quitar técnicas o recursos, desarrollar algunos aspectos específicos, etc.

Por lo tanto, en el diseño de un proyecto es necesario que saber cómo vamos a medir nuestro trabajo para conocer bien su alcance y sobre cómo vamos a rentabilizar los recursos que vamos a invertir. Su objetivo es medir el grado de idoneidad, efectividad y eficiencia de un proyecto.

Tipos de evaluación:

Según el contenido de la misma:

-    Evaluación de necesidades: sirve para reconocer los objetivos y las prioridades de la acción.
-    Evaluación del diseño: para permitir analizar la estructura de la acción y el ajuste a las condiciones particulares de los destinatarios de los proyectos.
-    Evaluación del proceso: para valorar la información que proviene del proyecto, los problemas que surgen y si es necesario modificarlo.
-    Evaluación de resultados: para valorar los efectos que ha generado el proyecto, realizándola después de la acción.

Según la perspectiva:

-    Evaluación externa: se realiza desde una agencia o instancia externa al equipo que desarrolla el proyecto. Es la más objetiva.
-    Evaluación interna: realizada por el propio equipo del proyecto. Se gana en matices y comprensión del proyecto.
-    Evaluación mixta: se realiza por parte de agentes externos al grupo y por el propio grupo que desarrolla el proyecto.

Según el papel que cumple la evaluación:

-    Formativa: hace un seguimiento del proyecto como mecanismo de retroalimentación.
-    Sumativa: se valora el producto final y si se han alcanzado los objetivos propuestos.

Instrumentos de evaluación:

Los instrumentos de evaluación pueden ser varios, aunque los más usuales son los siguientes:

-    Recopilación documental.
-    Observación.
-    Entrevistas.
-    Encuesta o cuestionario.
-    Grupo de discusión.
-    Técnicas de grupos.
-    Escalas de medición.

 

 



imagen cursos experto en ludotecas


CURSO a distancia toda España y Latinoamerica: EXPERTO/A EN LUDOTECAS

Duración: 600 horas.

Matricula:  ofertas y descuentos
Matrícula abierta todo el año.

DIPLOMA acreditativo.

El curso está dividido en tres módulos:
 
Módulo 1: Monitor de Ludotecas
Duración: 200 horas. Sin tiempo mínimo ni máximo.

Módulo 2: Psicología para Educadores
Duración: 200 horas. Sin tiempo mínimo ni máximo.
 
Módulo 3: Animador Especialista en Dinámica de Grupos
Duración: 200 horas. Sin tiempo mínimo ni máximo.
 
Los alumnos que estén realizando o hayan realizado el curso de Monitor de Ludotecas,   Psicología para Educadores o Animador Especialista en Dinámica de Grupos, convalidan los mismos.

FICHA DE MATRICULA para cualquier curso (indica en que modulos te matriculas)


Solicitar mas informacion  

 

 


  Tambien para Latinoamerica

 

 



ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE



Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03

 

 

Directorio de Cursos, Masters y Postgrados - ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE

 

 

Virtual-Formac.com